Actualmente, estás viendo Cadillac.com. Cierra esta ventana para quedarte aquí o elige otro país para ver vehículos y servicios específicos para tu ubicación.

EL NACIMIENTO DE UN ÍCONO

La leyenda de Cadillac comenzó en 1902 con el lanzamiento de un cuento épico de innovación y diseño de vanguardia que continúa al día de hoy. Nuestra marca obtuvo por primera vez la distinción de Estándar del mundo debido a que demostró un nivel de calidad impensado en la incipiente industria automotriz. Desde entonces, el nombre Cadillac se convirtió en sinónimo de "máximo estilo, elegancia y creador de tendencia".

Con el trasfondo de este legado, nació CELESTIQ.

Se muestra modelo de preproducción.
Disponible únicamente a solicitud.

ICÓNICO ANTES, ICÓNICO AHORA.

Cadillac es un ícono para el mundo que lo rodea, recibió homenajes en canciones, películas y en las artes. Nuestra marca es referente cultural apreciada por los que gozan de riqueza y éxito, capacidad de discernimiento y sofisticación.

EL ARTE DEL DISEÑO CADILLAC

La innovación y el liderazgo tecnológico que distingue a Cadillac se originaron en Detroit. Nuestra originalidad y glamour se remontan a Hollywood, de la mano del área de Diseño de GM, California, constructor de carrocerías. Nuestros diseñadores visualizaron que Cadillac podría ser una marca artística, auténtica, artesanal y de una distinción incomparable, a raíz de los motores V16 ensamblados a mano de bajo volumen de la década de 1930 hasta el ultralujoso Eldorado Brougham de la era de las aletas traseras y más allá.

EL ARTE DEL PROCESO

Cadillac, que cuenta con el respaldo del área de Diseño de GM, emergió con una presencia formidable en lo que respecta a la técnica e innovación de diseño, ha sido pionera en muchos de los métodos y las herramientas que se usan ampliamente al día de la fecha.

EL ARTE DE LA DIOSA

La Diosa debutó como decoración de nuestros vehículos de lujo en 1930. Con el afán de enfatizar la belleza moderna y la velocidad de Cadillac, ella invoca un espíritu de extraordinaria rapidez y potencia,. La Diosa se fue optimizando con el correr de los años y pasó a adornar los cofres de los vehículos Cadillac hasta fines de la década de 1950.

La Diosa resucitó como homenaje de nuestra ilustre historia del diseño, un símbolo nuevo de nuestro arte personalizado y ensamblado a mano. Inspirada en el pasado, aunque contemporánea, la nueva Diosa es potentemente sofisticada, aunque está delicadamente esculpida para reflejar una atención al detalle que solo se encuentra en Cadillac.

Hace más de un siglo que Cadillac impulsa la innovación y marca el estándar del lujo icónico estadounidense. Explora la riqueza de nuestra historia y descubre maneras en las que continuamos reinventando lo posible.

COMIENZA TU RECORRIDO DE CELESTIQ

Lo que conduces debería ser tan excepcional como tú. Un concierge está listo para administrar tu experiencia.

COMIENZA TU RECORRIDO DE CELESTIQ

Lo que conduces debería ser tan excepcional como tú. Tu concierge está listo para administrar tu experiencia.